Noticias

David Teixidó, CEO de Pasiona

David Teixidó, CEO de Pasiona: «Las ‘exigencias’ de la generación millenial nos han arrastrado hacia un nuevo paradigma laboral. Las empresas que no se adapten ya, se quedarán fuera»

11/09/2021

‘Renovarse o morir’ es el eterno clásico del panorama laboral. Las ‘exigencias’ de los millenials, las nuevas tendencias en liderazgo de equipos y cifras de rotación voluntaria de más del 20%, entre otras razones, han llevado a las empresas a cambiar el foco en su gestión de prioridades.

El bienestar personal se ha convertido en punto estratégico en aras de la productividad y la atracción y fidelización de talento. Pasiona es uno de los claros ejemplos de la adaptación del sector TIC a este nuevo paradigma laboral. Con un índice de Felicidad Interior Bruta de 4,1 sobre 5 y premiada como Empresa Saludable en 2019, la consultora ha implementado el modelo de Flexiworking como medida definitiva para favorecer la conciliación, el bienestar y el rendimiento de los empleados. Objetivo: redundar en el índice de Felicidad Interior Bruta (FIB) de la empresa, concebido por Pasiona como “indicador de la riqueza que un equipo feliz y productivo supone para la compañía”, explica David Teixidó, CEO de la consultora, localizada en el Sillicon Valley de Barcelona y con oficinas en Madrid, Bilbao y México.

El concepto de Felicidad Interior Bruta (FIB) tiene su origen en el reino de Bután, como índice asociado a parámetros como las relaciones con la comunidad, la confianza en el gobierno, el cuidado de niños y mayores o del medio ambiente, entre otros. Pasiona lo ha incorporado a su estrategia empresarial asociándolo a indicadores relacionados con el clima laboral, el sentimiento de fidelización, el bienestar del trabajador y la cultura empresarial. La adopción del Flexiworking como modelo laboral, combinado con el programa saludable Healthy Devs y la línea de Responsabilidad Social Tecnológica (RST), que los ha llevado hasta Camboya, representan las principales líneas de acción para alcanzar los objetivos de FIB marcados por la compañía.

 

La adopción de Felicidad Interior Bruta (FIB) como índice de medición es novedoso en el ámbito empresarial…

Cierto. Hace un tiempo que se escucha hablar de la felicidad laboral. Muchas empresas establecen planes y acciones en este sentido, algo que por supuesto es positivo. Pero hay que ir más allá. De nada vale llenarse la boca hablando de felicidad si no se hace un análisis real de la repercusión que esos programas y medidas tienen en la práctica. Es la única manera de comprobar que la inversión y el esfuerzo de tiempo realizados están justificados, y una herramienta valiosísima de cara a entender aquellos aspectos que tienen margen de mejora. Solo a través del conocimiento de los equipos se puede llevar toda esta estrategia por el buen camino, y garantizar los niveles de productividad que nos permitan seguir creciendo y manteniendo nuestra competitividad y reputación en el ámbito IT.

 

¿Qué parámetros se tienen en cuenta para el cálculo de este marcador en Pasiona?

En el caso de Pasiona, hemos establecido seis criterios de medición para calcular nuestro índice de Felicidad Interior Bruta (FIB). Nos hemos basado en las valoraciones del equipo sobre nuestra línea de Responsabilidad Social Tecnológica (RST), oportunidades de formación y crecimiento profesional, medidas de salud y bienestar, estabilidad, ambiente laboral, y flexibilidad horaria y oportunidades de conciliación. En base a las valoraciones personales de esos seis criterios, nos resulta un índice de Felicidad Interior Bruta de 4,1 sobre 5, con el cual estamos muy satisfechos. Desde luego, seguiremos trabajando en esos seis ámbitos para aprovechar la oportunidad de margen de mejora con el que contamos en nuestra estrategia de Talento para este 2020.

 

Aún con ese margen de mejora por delante, un 4,1 sobre 5 representa un muy buen punto de partida. ¿Qué acciones o medidas lo han facilitado?

Aunque el tema de la felicidad es relativamente reciente, no nos hemos subido al carro de una moda. Desde hace años ofrecemos medidas extra para la conciliación laboral o familiar, como las tardes de los cumpleaños libres, flexibilidad horaria o teletrabajo, así como un amplio programa de vida saludable con gimnasio, mindfulness, fruta ecológica en la oficina y masajes como medida de prevención dos días por semana. Más recientemente, hemos dado un paso adelante con el Flexiworking, democratizando las medidas de trabajo flexible y haciéndolas extensivas a todo el equipo, independientemente del departamento, nivel profesional o lugar de vivienda.

 

¿Qué implica el Flexiworking para el equipo Pasiona, y cómo afecta a la productividad?

Es esencial hablar en términos de productividad, porque esta representa el objetivo último de las medidas de bienestar empresarial. Entendemos el nuevo paradigma laboral, pero no por ello reducimos la exigencia en cuanto a profesionalidad. Incorporamos a los mejores profesionales al equipo y tratamos de ofrecerles las condiciones óptimas para desarrollar sus tareas. Para ello, adoptamos el modelo de Flexiworking en tres aspectos: horario flexible con un margen de 2 horas en la entrada y la salida, dos días de teletrabajo a la semana y jornada intensiva solo de mañana los tres meses de verano. Las características del sector y de nuestro trabajo diario nos obligan a mantener un modelo mixto en el que se combinan el trabajo en remoto y presencial, al servicio de los proyectos y a las necesidades de los propios equipos. De esta forma, el Flexiworking no es un premio para los trabajadores más veteranos o una ayuda para los que viven más lejos de la oficina. Es una apuesta por la felicidad de nuestros apasionados y nuestras apasionadas independientemente de su contexto, cargo o condiciones personales. Un equipo feliz es un equipo productivo y esto redunda claramente en el beneficio todos, personal y empresarialmente hablando.

 

¿Qué relación guarda la implantación de estas medidas con el paradigma laboral impulsado por las nuevas generaciones?

Mucha. Apostamos por el Flexiworking porque está demostrado que la conciliación de vida laboral y familiar es el principal factor que los trabajadores apuntan como base de su felicidad en el trabajo, según el último informe de clima laboral de Adecco, de 2018. Las nuevas generaciones, y más en el ámbito IT, reclaman nuevos modelos de trabajo, y las empresas que no se adaptan ya están quedándose fuera. Especialmente en el sector TIC, que registra uno de los mayores índices de rotación laboral voluntaria en España, donde la media es del 21%, según Adecco. A esto hay que sumar la brecha entre demanda de perfiles y mercado laboral. Estos días leía un informe de Hays que apunta a que el 95% de las empresas tecnológicas tienen dificultades para encontrar profesionales cualificados en España. No sé si diría tanto, pero lo que sí puedo confirmar es que la atracción y fidelización de talento es un reto complejo que hay que atender de forma prioritaria. Apuestas como el flexiworking o planes de bienestar y salud son claves en este contexto, y en aras de la productividad.

 

En 2019, pasiona fue galardonada con el premio Mi Empresa es Saludable…

Sí. Recibimos el galardón en la categoría de Pyme por nuestro programa Healthy Devs. Un plan puesto en marcha en 2017 con el objetivo de formar e incentivar una generación de desarrolladores informáticos alejados de los tópicos del pasado: vida sedentaria, mala alimentación, cubículos oscuros y obesidad. El programa garantiza cuatro pilares: fruta fresca a disposición del equipo, masajes en oficina, gimnasio y mindfulness. Este tipo de medidas son una parte indispensable de los necesarios programas de felicidad laboral y una vía para atajar el absentismo laboral, que supone un gasto del 0,4% del Producto Interior Bruto (PIB) en España. En Pasiona preferimos hablar en términos Felicidad Interior Bruta (FIB) como indicador de la riqueza que un equipo feliz y productivo supone para la empresa.

 

¿Masajes en la oficina?

¡Sí! Cuando contamos que viene una masajista a la oficina dos veces por semana, la gente se queda muy sorprendida. Lo tenemos tan interiorizado y desde hace tantos años, que muchas veces ni nos acordamos de que es algo muy poco común poder disfrutar de masajes en la oficina. Y lo mismo pasa con la fruta o incluso con el mindfulness.

Volver

Categorías